Alta eficiencia energética

Todos merecemos seguir viendo el mundo así...

Por eso en Trenta todas nuestras viviendas gozan de una certificación energética A. 

Nos preocupamos día a día por descubrir nuevos materiales que mejoren la eficiencia de nuestras viviendas, o simplemente usar los ya existentes de forma inteligente para obtenerla.

Trabajamos en la mayor parte posible de nuestras obras con elementos prefabricados que minimizan la generación de escombros y residuos al máximo, y por supuesto, el poco que generamos lo reciclamos.

Incluso nuestra memoria constructiva más básica ya cuenta con sistemas de carpintería avanzados como los cristales bajo emisivos o las correderas tipo oscilo paralelas. También cuenta con una gran cantidad de aislamiento y un sistema de renovación de aire con recuperación de calor que hará que gastemos lo mínimo posible. Todo esto para ayudar a preservar al máximo el medio ambiente y garantizar al cliente un ahorro mes a mes.

Nuestras viviendas de menos de 150 m2 se pueden mantener calientes y confortables con una simple estufa de pellet, o algún foco de calor secundario y puntual para los días más fríos, sin necesidad de instalar grandes sistemas de calefacción.

Todo esto sumado a una instalación eléctrica eficiente con focos led en techo y electrodomésticos de última generación hace que el consumo de estas viviendas y por tanto la huella de carbono de las mismas sea realmente baja.

Todas nuestras viviendas cuentan con renovación de aire y recuperación de calor.

La renovación de aire con recuperación de calor es un sistema derivado de las Passive House. Este sistema permite una ventilación constante de la vivienda sin necesidad de tener que abrir las ventanas, por tanto la temperatura interior de la vivienda se mantiene constante durante más tiempo ya que no hay entrada de frío ni de calor. El sistema básicamente expulsa el aire viciado de la casa al exterior y mete a través de unos filtros aire completamente nuevo, en medio del proceso hay una especie de intercambiador de calor que capta la temperatura del aire que se extrae y la pasa al aire nuevo que se mete, por tanto si la vivienda está a 20 º estaremos reciclando el aire de la misma a 20º. Al no tener que abrir las ventanas no hay pérdidas de temperatura y por tanto la optimización del calor es máxima provocando que a penas encendamos la calefacción.

Empleamos fundamentalmente 4 sistemas de calefacción

Cabe destacar que no todos los sistemas son recomendados para todas las viviendas, y que la elección de uno o otro dependerá a parte del presupuesto económico de cada uno, del uso principal que vaya a tener la residencia.

De todas formas elijamos el sistema que elijamos debemos tener presente que la demanda de calefacción en nuestras viviendas es realmente baja, hablamos de una demanda puntual de 2/3 horas cada 3 días en los meses más fríos para nuestra memoria de calidades más sencilla. Todo esto siempre y cuando hagamos el uso adecuado de la renovación de aire y recuperación de calor.

Cabe destacar que hablamos únicamente de sistemas de calefacción, ya que el agua caliente sanitaria en todas nuestras viviendas se resuelve mediante un Acs asociado a una bomba de calor.

Sistemas de calefacción eléctricos

Todos sabemos que cada día los aparatos electrónicos son más y más eficientes, y eso mismo pasa con los sistemas de calefacción eléctricos que hay en el mercado. En nuestros memoria de calidades living, le damos la opción a nuestros clientes de instalar acumuladores de calor de última generación. Este sistema de radiador es muy eficiente puesto que puedes programar las horas de carga y descarga del mismo y hacerlo en los períodos donde el kw es más barato. Además son sistemas sin mantenimiento, con lo cual no requerirán de revisión anual y puedes escoger los que enciendes y apagas en cada momento. La recomendación es asociarlos a placas solares y así conseguir que el consumo eléctrico sea 0.

Estufas de pellet

Las estufas de pellet han roto el mercado y es frecuente ver una en una gran parte de los hogares españoles. Tienen una instalación sencilla, un consumo bajo y una eficiencia alta, además decoran y son la evolución perfecta para los amantes de las chimeneas. Su uso es cómodo, limpio y no mete ni olores ni humo en las viviendas. Se pueden comprar de diferentes potencias en base a los m2 que se desean calentar, y se pueden canalizar a diferentes zonas de la vivienda.

Dada la eficiencia energética de nuestras casas, es suficiente con tener una estufa de pellet en el salón para calentar viviendas de hasta 120 m2 útiles sin ningún tipo de problema. Es otro de los sistemas que damos como opción en nuestras viviendas más sencillas.

Aerotermia

Las aerotermia es otro de los sistemas de calefacción que ha revolucionado el mercado. Tiene un consumo eléctrico bajísimo y una eficiencia descomunal. Básicamente capta la temperatura que hay en el aire exterior, la concentra, y la transforma en calor. Por muy increíble que parezca hay máquinas que funcionan incluso a -20ºC. Este sistema se puede asociar a suelo radiante, radiadores o splits ( una especie de aire acondicionado ). Además muchas de las bombas nos sirven para la obtención de calor y frío dentro de la vivienda. La elección de este sistema es costosa, ya que es muy importante elegir máquinas con calidad, puesto que de lo contrario el rendimiento no será el esperado y dará numerosos problemas. Lo incluimos en nuestra memoria de calidades excellence.

Geotermia

El competidor directo de la aerotermia. Es un sistema que capta la temperatura del subsuelo y la concentra para darnos calor en la vivienda y calentar el agua. Es un sistema menos utilizado y conocido puesto que la obra a realizar es mayor y normalmente más costosa que la de la aerotermia, pero el rendimiento es igual de bueno. Se recomienda sobre todo para viviendas de gran tamaño. Es un sistema que no admite frío.